NOICOS

28 ago. 2014

SENSIBILIDAD

Hay historias reales en los  hechos inventados y hechos inventados en las historias reales. Hay versos, cuentos, sonetos y novelas que nos calman como los recuerdos que de vez en cuando vienen a la mente y que siempre vuelven corriendo a los sueños por temor a ser descubiertos. Esos agujeros llenos de colores son dulces expresiones literarias que para algunos de nosotros siempre serán el desnudo de nuestras emociones hecho arte.
En un “baúl” hace mucho empecé a escribir lo que mi voz y mis actos intentaban vivir, con el transcurrir  del tiempo las historias cobraron vida transformándose en  efectos musicales, equinoccios de primavera, nostálgicas manías y confesiones inoportunas, que con locura se inspiraban y tierna melancolía se componían.  Juntos compartimos los días de invierno y así conversando le hicimos un alto a la vida, los espacios nunca más fueron vacíos y emocionados miramos a la luna  cual hoguera y nos sentamos alrededor de ella  creando paranoias literarias… con el transcurrir de los encuentros las ideas se volvieron un sutil entendimiento y las palabras tendieron puentes de amistad que la distancia y el tiempo no pudieron quebrar. Volvimos las cosas complicadas en simples, confundiendo el día y la noche con poemas de amor a orillas del mar.


Y tal vez todo esto es solo lo que yo pienso y nada se asemeje a una verdad, aun así, si estas fueran tan solo mis locuras escritas y parezcan poco interesantes mis palabras... todas son recuerdos del pasado que hoy día agradezco. hace unos años un baúl explotó y hoy es una realidad de color azul, mi color favorito, estos son tan solo mis recuerdos e historias y ahora ya con algunos años encima, mis viejas Paranoias Literarias...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada